Mitomanía

Cuantas veces nos hemos encontrado ante estas experiencias que por más que lo intentamos no logramos comprender.

Hoy en nuestro blog de psicología hablaremos de Mitomanía.

El artículo fue extraído de una investigación realizada por un colega, al final se comparte la información del mismo.

¿Qué es la mitomanía?

Es un impulso irresistible hacia la mentira y la exageración.

mentira

Trágicamente en este tiempo en el que vivimos, gran parte de estas psicopatologías ya forman parte de un comportamiento normal de las personas, y es común observar cierto tipo de conductas que en otro tiempo eran anormales.

Las personas que mienten suelen tener un principal indicador, estas personas son incapaces de aceptarse tal como son. Cuando una persona tiene un justo concepto de sí misma no necesita falsificaciones para defenderse o impresionar a otros.

En la mitomanía, el sujeto busca conseguir prestigio, mejorar su imagen y percepción que los demás tienen de él o ella, obtener cariños, bienes, manipular a las personas o en el peor de los casos, dañar a otros.

La mitomanía, se puede definir como el hábito de mentir constantemente, esta patología se trata de una tendencia del carácter de la persona a mentir y a crear historias inventadas o simuladas.

Dicho en otras palabras: el mitómano acaba creyéndose sus propias mentiras. Sin embargo la caída en su propia falsedad es una convicción frágil y por lo tanto siempre reversible. Con ayuda de especialistas se puede salir de esto, con voluntad y un cambio profundo en la manera de pensar.

La mitomanía puede clasificarse en dos categorías:

1.- Mitomanía Vanidosa

2.- Mitomanía Perversa

 La mitomanía vanidosa está caracterizada por exageraciones como:

 Proezas atléticas, actos de adoración, éxitos amorosos, actos heroicos, fortunas hábilmente ganadas entre otras.

La mitomanía perversa se caracteriza por agresividad y dañar a otros como: Difamación, denuncias, falsas acusaciones, falsos atentados, cartas anónimas entre otras.

Autor:

Lic. Daniel Cicero Aranda
Campus: Mérida, Yucatán, México
Septiembre – 2010
Trabajo aprobado por la dirección de investigación del
Instituto de Estudios Superiores para el Desarrollo Integral A. C.

Leave a comment

Your email address will not be published.

*